Un cambio en el orden mundial actual puede no ser una idea tan alocada. El envejecimiento de los países desarrollados y las continuas crisis económicas del mundo occidental son realidades incuestionables. Estados Unidos se ha visto desplazado de su puesto de potencia número uno, y en su lugar se presenta hoy en día un país que parece no tener límites en su expansión: China. Teniendo en cuenta que una de cada seis personas en el mundo es china, no es de extrañar que el gigante asiático lidere los rankings de consumo, producción y comercio.

Leer más