La tensión vivida entre Marzo y Abril de 2013 en la Península de Corea se debió a unas graves amenazas lanzadas por el joven líder de Corea del Norte, Kim Jong-un. La primera noticia que impactó a la opinión pública de todo el mundo fue: “Corea del Norte da por muerto el armisticio firmado con Seúl en 1953”, es decir, que el gobierno norcoreano entendía que el alto el fuego firmado al final de la Guerra de Corea (1950-1953) ya no tenía vigencia en la situación actual. El alto el fuego quedaba invalidado. Junto a esta noticia, desde los medios oficiales de Corea del Norte se aseguraba que “había llegado la hora de la batalla decisiva”.

Leer más