Buenas noches, bienvenidos, hijos del rock and roll. En este artículo nos subimos a un autobús lleno de músicos, técnicos de sonido y cajas con instrumentos. En el maletero resuena la percusión con cada bache, y la carretera nos lleva a nuestro próximo escenario. Estamos en medio de una gira, acompañando a uno de esos grandes grupos que han hecho historia y que consiguen reunir a decenas de miles de personas allá a donde acudan con su música.

Las giras son un acontecimiento mágico que crea un vínculo directo y cercano entre el artista y sus fans. Cuando esta gira es de alcance mundial, se demuestra realmente el poder que el grupo o cantante tiene en la escena musical internacional. Los verdaderos artistas son los capaces de hacer que la gente compre un ticket para un concierto, no los que más suenan en las radios comerciales.

Aunque es cierto que cantantes actuales han cosechado grandes éxitos saliendo de gira, como Lady Gaga con su ‘The Born This Way Ball’, que terminó en 2012 tras 98 espectáculos y 181 millones de dólares recaudados, o Katy Perry con ‘The Prismatic World Tour’ de 2014-2015, 149 conciertos y 155 millones de dólares, pero como casi siempre hay que recurrir a la Old School para encontrar las giras más exitosas de la historia.

Parece que sólo los más grandes son capaces de mover a las masas y hacer que paguen una entrada. Las bandas fundadas en los sesenta tienen millones de seguidores en el mundo, y cada vez que se levantan de su retiro sacuden el mundo. The Police (1977), Madonna (1979), U2 (1976)… son los verdaderos dueños del mundo de los conciertos.

Más de 440 millones de dólares recaudaron los viejos rockeros de AC/DC en su gira de 2008, que nos dejó momentazos como el concierto en el estadio del River Plate, en Buenos Aires.

Otro rockero como Bruce Springsteen también se dio una vuelta por el mundo entre  Marzo de 2012 y Septiembre de 2013. Un total de 133 conciertos en 26 países para una audiencia de más de 3,5 millones de personas. Uno de los momentos mágicos se vivió en el Estadio Santiago Bernabeu, en Madrid, ante 60.000 fans. Bruce demostró por qué es The Boss.

Y aunque Springsteen o AC/CD recaudaron más de 350 millones de dólares, una auténtica pasada, el premio gordo se lo ha llevado con diferencia U2. La banda irlandesa consiguió en 2009 algo que nadie había hecho nunca. Superar los 600 millones de recaudación. Superar los 700 millones. ¡Alcanzaron los 740 millones de dólares con su impresionante gira ‘360ºTour’!

Es de lejos la gira más exitosa de la historia de la música. Además, fue todo un hito para el mundo de los conciertos, ya que Bono planteó un escenario en 360 grados, de manera que se situaba en el centro y se rodeaba de los fans. Muy diferente a la manera tradicional, de situarse frente al público. El concierto más impresionante de esta gira (y el que se utilizó para el DVD del tour) fue el que dieron en Barcelona durante dos días para inaugurar el tour, el 30 de Junio y el 2 de Julio de 2009.

Pero más allá del increíble éxito de U2, de las impresionantes giras de AC/DC, Madonna, Bruce Springsteen o The Police… hay dos súper-grupos que, además de haber marcado una época en la historia de la música y de haber influenciado a cientos de grupos tras ellos, han demostrado su músculo cada vez que han salido de gira. Hablamos de los Rolling Stones y de Pink Floyd, dos auténticos gigantes de la música.

Bandas hechas para ir de gira: el caso de Pink Floyd y los Rolling

Los datos de facturación de giras aparecen por primera vez en los ochenta. Desde ese momento no ha habido década que no haya tenido como protagonistas en el mundo de los tours la música de los Rolling o de Pink Floyd. En la década de 1980 la gira más exitosa fue el tour de Pink Floyd para promocionar su álbum ‘A Momentary Lapse of Reason’, que superó a ‘Bad’ de Michael Jackson y a ‘Steel Wheels Tour’ de los Rolling.

En la década de 1990 fue al revés: los Rolling tuvieron la medalla de oro (y la de bronce!) en el podio de las giras más recaudatorias. La medalla de plata fue, cómo no, para Pink Floyd. No había otro grupo que les hiciera sombra.

Del 2000 al 2009 los Rolling de nuevo se hicieron con la medalla de oro con su impresionante ‘A Bigger Bang Tour’, que entre 2005 y 2006 les llevó a recorrer cuatro continentes y a realizar 147 conciertos. Es la segunda gira más exitosa de la historia, con 560 millones de dólares recaudados.

La década siguiente ha sido otra vez la música de Pink Floyd la que más dinero a generado en conciertos. Si recordamos que el ‘360º Tour’ se realizó a caballo entre finales de la década de los 2000s y de los 2010s, en plena década de los 2010s ha sido Roger Waters con su gira ‘The Wall’ quien más ha recaudado.

En total, la música de Pink Floyd ha generado más de 1.000 millones de dólares en venta de tickets entre 1987 y 2017, una auténtica pasada. Los Rolling, por su parte, demuestran que son la banda más grande del mundo cada vez que organizan una gira.