Etiqueta: Curiosidades (Página 1 de 2)

Halley VI, una base científica en movimiento por el hielo de la Antártida

Con motivo del Año Geofísico Internacional, en 1956 el Reino Unido construyó la primera Base Halley en la costa del Mar de Weddell, en la Antártida. Este campamento científico fue incorporando mejoras y ampliaciones, de forma que la base cambió de nombre numéricamente: Halley I, Halley II, Halley V… Desde este lugar los científicos han conseguido importantes descubrimientos, como el del Agujero de la Capa de Ozono en 1985.

En el año 2012 se terminó la última renovación, que dio lugar a la Halley VI, en la actualidad la base científica más moderna del mundo. Es una de las más impresionantes estructuras creadas por el ser humano, y en este artículo vamos a conocerla un poco mejor.

Leer más

Explorando los límites del sentido común

El sentido común se construye en común, es decir, a través de los sentidos de un conjunto de personas. Todas las creencias, suposiciones, conocimientos, previsiones y lógicas que comparte una comunidad conforman el sentido común de la gente de dicha comunidad. Por ejemplo, en las sociedades occidentales hemos determinado que el color verde y el color rojo tienen significados simbólicos diferentes. Cuando vemos una señal de color rojo entendemos que nos advierte de una prohibición o un aviso. Un color verde en cambio es relacionado con todo lo contrario. “Se puede pasar”, “abierto”, “tiene permiso”. Es el sentido común el que nos hace realizar ese tipo de asignaciones.

Leer más

Groenlandia tiene un problema con los suicidios

¡Quién no querría visitar alguna vez Groenlandia! Una tierra desconocida, apartada, con impresionantes paisajes. Las fotografías que nos llegan desde ese rincón del mundo son de enorme belleza, con grandes extensiones de nieve sin pisar, bahías llenas de trozos de hielo sobre los que saltan osos polares, gigantes glaciares, montañas blancas, luces verdes por la noche… y silencio. Un estruendoso silencio que lo envuelve todo.

Una superficie gigantesca, comparable con la de México (país donde viven más de 100 millones de personas), habitada tan sólo por 56.000 vecinos. Una insignificante población, que, como mantequilla untada sobre demasiado pan, trata de sobrevivir al hielo y a la soledad. Las fotografías son preciosas, y nos gustaría hacer un viaje como turistas para conocer la isla, pero: ¿querríamos vivir allí? Vivir 24 horas al día todos los días del año, todos los años de nuestras vidas, en ese sitio congelado.

Leer más

La astronomía de las banderas del mundo

Cuando las antiguas civilizaciones miraban al cielo nocturno no veían solo la Luna, como nos ocurre en la actualidad a los habitantes de las ciudades, que ocultan el firmamento con su luz. Aquellos hombres y mujeres que adoraban a los dioses de la Tierra y del Agua tenían sobre sus cabezas una fuente inagotable de historias, leyendas e influencias: las estrellas.

Además de formar parte de los cuentos que los sabios utilizaban para acompañar las noches junto a la hoguera, las estrellas sirvieron en la Antigüedad para crear mitos, héroes y dioses. Esta importancia en la cultura de tantos pueblos ha hecho que hoy en día encontremos referencias astronómicas en las banderas de varios países. En este artículo hacemos un viaje por las estrellas… de las banderas.

Leer más

Cuatro pueblos perdidos del mundo incivilizado

Hay veces que vivir en medio de la nada, apartado de la llamada civilización, no te libra de encontrarte con ella. Es fácil reconocerla entre los árboles y a lo lejos en las montañas. La civilización está hecha de hormigón y metal, huele a gasolina y hace mucho ruido. Casi siempre que viene llega acompañada de humo. Del humo de las máquinas que se ponen a cavar o del humo de los cañones recién disparados para poner orden.

Hoy nos contamos cuatro historias del mundo, y viajamos a cuatro pueblos perdidos en cuatro continentes distintos. En la desierta llanura del Gobi, entre los árboles de la selva que riega el río Congo, en el interior de Australia y en lo alto de los Andes. Cuatro escenarios que creían vivir a salvo de la civilización y que se vieron despertados por los focos de luz y los informes que decían que aquel era un lugar óptimo para el desarrollo.

Leer más

Yggdrasil y los nueve mundos de la mitología nórdica

El árbol Yggdrasil. Detalle del manuscrito AM 738 4to, del siglo XVII, guardado en el Instituto Árni Magnússon, en Islandia.

Podemos imaginar a J.R.R. Tolkien a principios de los años treinta en su escritorio, escribiendo el poema Mitopoeia o pensando en cómo crear un alfabeto a partir de runas. Este lingüista, escritor, profesor y filólogo era un enamorado de la mitología escandinava, y además había estudiado nórdico antiguo. Sin duda Tolkien conocía a la perfección la historia de Yggdrasil, el árbol de la vida en el que se inserta el mundo.

Yggdrasil es mencionado en la Edda Prosaica y también en la Edda Poética. Como ya comentamos en otros artículos, es gracias a estas compilaciones manuscritas que sabemos tanto de la cultura y mitología nórdica. En las historias escandinavas Yggdrasil es un gigante fresno que da cabida a los nueve mundos que componen el universo, y que están unidos entre sí por las ramas y raíces del árbol.

La estructura de este cosmos no está del todo clara, aunque se sabe que los nórdicos diferenciaban entre tres zonas: la copa del árbol era Asgard, el reino de los dioses, gobernado por Odín; el tronco, donde se encuentra Midgard (“La Tierra Media” o “Tierra en en Medio”), hogar de los hombres; y las raíces, donde está el Niflheim, la zona de oscuridad y niebla perpetua, hogar del temible Nidhogg y del reino de Hel.

Leer más

Age of Mythology: un repaso a los mitos griegos, egipcios y nórdicos

El Age of Mythology es una de esas joyas que algunos guardamos en los recuerdos de nuestra infancia. Este mítico (nunca mejor dicho) videojuego fue desarrollado en el año 2002 por la ya extinta Ensemble Studios, empresa encargada también del famoso Age of Empires. Algo tenían Arkantos y sus colegas que hacían del Age of Mythology (‘AoM’ en adelante) un juego mágico y genial. El jugador se embarcaba en un viaje por la Antigüedad, recorriendo y viviendo aventuras en Grecia, Egipto y Escandinavia. Tres escenarios distintos para multiplicar las sensaciones de la experiencia vivida.

Leer más

Historias de Asia: El Punyab, los sijes y el Templo Dorado

Los antiguos mapas y libros griegos hablan de la misteriosa región de Pentapotamia, una tierra oriental en los límites de Persia. La ‘Tierra de los Cinco Ríos’, un territorio al que llegó el mismo Alejandro Magno y en el que tuvo que detener su avance hacia el Este. Fue en el Indo donde el conquistador macedonio encontró su barrera final. El gran río asiático bebe de los cinco ríos que bañan esta zona, la histórica región del Punyab.

El Chenab, el Jhelum, el Beas, el Ravi y el Sutlesh recorren las llanuras de esta tierra descendiendo de las montañas y dejando un rastro verde y de vida a su paso. Fue aquí donde florecieron algunas de las primeras civilizaciones, allá por el VII milenio antes de Cristo. Mucho tiempo después, pasados imperios, guerras y pueblos, en Punyab nació una nueva religión: el sijismo.

Leer más

Descubre qué esconden Las Meninas, el cuadro que nadie comprende

Cuando lo contemplamos ya notamos que no es un cuadro normal. ¿Por qué nos mira tan fijamente esa niña pequeña? ¿A quién abre la puerta aquel hombre de negro? ¿Qué está dibujando Velázquez en ese lienzo que nos da la espalda?

Leer más

Realidades paralelas y otras dimensiones: una reflexión a través del cine

“Que tiene existencia objetiva”, así es como se define oficialmente el término real. La institución que rige y regula el lenguaje en idioma español es la Real Academia de la lengua (RAE), de cuyo Diccionario se ha extraído esta definición. El concepto real tiene una única acepción, que repetimos de nuevo: “Que tiene existencia objetiva”. Para saber qué es lo real o qué es real debemos pues atenernos a aquello que tenga existencia de manera objetiva, a aquello que objetivamente exista.

Leer más

Página 1 de 2

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén

Scroll Up