Viajar, cuando uno es joven, es parte de la educación; cuando uno es mayor, es parte de la experiencia