Esta palabra [enciclopedia] significa «encadenamiento de conocimientos». El objetivo de la Enciclopedia es unir todos los conocimientos dispersos sobre la superficie de la Tierra, para mostrarlos a los hombres que viven con nosotros y transmitirlos a los que vendrán después para que, estando mejor instruidos, sean también más virtuosos y felices. Es necesario recopilar todo el conocimiento humano, criticar los fanatismos religiosos y políticos y hacer una apología de la razón humana y de la libertad de espíritu. – Denis Diderot, 1751

La Revolución Científica produjo una gran cantidad de conocimiento y avances tecnológicos y científicos que merecían ser difundidos y explicados de manera pública. El ingente trabajo que suponía recopilar todo el conocimiento del ser humano requirió de un equipo de 140 redactores, pero tan solo tuvo dos directores: Denis Diderot (1713-1784) y Jean le Rond d’Alembert (1717-1783). Estos dos ilustrados franceses tuvieron la idea de crear la mayor obra jamás escrita: una enciclopedia que compilara todo lo que el ser humano sabía.

La manera de organizar todo ese conocimiento se basó en una estructura compleja: tres grandes bloques de contenido (Memoria, Razón e Imaginación) repartían información sobre historia, trabajo, naturaleza, astronomía (estos temas iban dentro de la sección de Memoria), literatura, teatro, pintura (dentro del bloque de Imaginación), filosofía, matemáticas, ética, medicina y geometría (temas incluidos en el bloque principal, el de la Razón). Pese a que fue inicialmente prohibida por Luis XV y por la Iglesia católica, la obra siguió editándose en las imprentas de otros países.

La Enciclopedia tiene varias características. Su espíritu crítico se observa en la defensa que hacen los colaboradores de las reformas políticas y económicas (defienden la monarquía parlamentaria sobre la monarquía absoluta), el espíritu burgués se desprende de las mismas raíces de la obra, ideada y redactada por esta clase social, el espíritu pedagógico se demuestra con el tono divulgador de los artículos, el espíritu científico queda claro con la gran cantidad de disciplinas y ciencias abordadas y el espíritu filosófico se observa a través de las dosis de moral y ética que recorren todos sus libros.