Reyes de la monarquía española (1469-1902)

Repaso de todos los reyes de la monarquía española, desde los Reyes Católicos hasta Alfonso XIII (1902).

1469. Los Reyes Católicos

Al unirse la Corona de Castilla y la Corona de Aragón, apareció el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, los Reyes Católicos. Éstos,

  • reformaron la justicia y reorganizaron el sistema judicial.
  • mantuvieron al campesinado como un grupo social inferior.
  • llevaron a cabo una política de sometimiento de la nobleza a la autoridad real.
  • consiguieron importantes fuentes de ingresos a partir de la Iglesia.
  • aplicaron una política de conversiones forzadas ante la población musulmana.
  • asentaron las bases de la hegemonía española en Europa.
  • convirtieron, a su vez, a España en una potencia europea.
  • forjaron alianzas con Inglaterra, los Países Bajos y Alemania.
  • mantuvieron la enemistad con Francia.
  • consiguieron una importante expansión atlántica.
1517. Carlos I

Heredó el trono como hijo de Felipe el Hermoso, de quien también heredó el Franco Condado, Luxemburgo y los Países Bajos. Además, a todo esto, añadió la herencia de su madre, Juana la Loca, que abarcaba todo el imperio de la Corona de Castilla y la de Aragón (Sicilia, Cerdeña, reino de Nápoles, reino de Navarra).

También heredó la Corona de Austria y consiguió ser elegido Emperador de Alemania como Carlos V.

1556. Felipe II

Sucesor de Carlos I, no heredó las coronas Alemana ni el título de emperador, pero aun así consiguió mantener un enorme imperio a través de América y Asia, donde el imperio español contaba con el Archipiélago de las Filipinas. Felipe II…

  • incorporó en 1580 el Reino de Portugal a su imperio.
  • fijó como capital de la monarquía a la ciudad de Madrid.
  • no gobernó con un estado absolutista (impropio de los Austrias), ya que no pudo.
  • los diferentes territorios de su imperio mantuvieron sus propias leyes (fueros).
  • entró en guerra con Inglaterra (1585), y perdió (La Armada Invencible).
1589. Felipe III

Sucedió a Felipe II cuatro años después del desastre que supuso la pérdida de la guerra ante Inglaterra. Su reinado (1589-1621) fue una etapa de transición a la profunda crisis económica, social y política. Fue en las décadas de 1630 a 1660 el periodo que se pasó a denominar: “decadencia de la monarquía hispánica”. Esto supuso el final de la hegemonía de los Austrias.

1621. Felipe IV

Durante su reinado se alcanzó el punto máximo de la crisis económica, social y política. No tuvo mucha suerte en ese sentido, ya que…

  • durante su periodo como rey se reanudaron los conflictos en Europa.
  • pretendió aunar esfuerzos fiscales y militares por encima de los fueros.
  • su plan de Unión de Armas desencadenó la separación temporal de Cataluña.
  • hubo muchas revueltas (Separación de Portugal, rebeliones en Sicilia y Nápoles)
  • las derrotas en Europa hicieron que la “decadencia” se agravara.
1665. Carlos II

Fue el último rey de la dinastía de los Austrias. Su reinado presenta una doble cara:

  • intentó una tímida recuperación económica.
  • tuvo que soportar la política imperialista del Rey de Francia, Luis XIV
  • hubo problemas en la sucesión, ya que no tenía descendencia.
1700. Felipe V

Felipe de Anjou, que era su nombre, fue el elegido por Carlos II para el trono de sucesión. Con este hábil movimiento se aseguraba las posesiones españolas en Europa. Esta sucesión hizo que la hegemonía francesa se desequilibrara, ya que España iba a mantener un poderoso imperio europeo. Pero, desgraciadamente para el rey borbón, la Guerra de Sucesión que se formó tras la llegada de Felipe V al trono acabó con el Tratado de Utrech, que significaba la derrota de los borbones en Europa.

1759. Carlos III

La llegada de Carlos III supuso empezar de cero para la mayor parte del Imperio Borbónico. En la península quedaban muchos problemas por arreglar, y este nuevo rey se encargó de…

  • planificar una Ley Agraria que arreglaría los problemas de los campos de cultivo.
  • reformar la enseñanza para procurar una sociedad medianamente culta.
  • intentó que los ingresos procedentes de América aumentaran.
  • reglamentó el libre comercio de todos los puertos españoles con América.

Aunque, después de todo, el reinado de Carlos III no fue tan fructífero, la Ley Agraria no llegó a cumplirse, la reforma de la enseñanza se quedó muy escasa, y la Guerra de los Siete Años contra Inglaterra debilitó mucho a la Corona.

1788. Carlos IV

El reinado comenzó, se podría decir, con el pie izquierdo, ya que la guerra que se declaró a Francia después de que ésta se hubiera rebelado contra la monarquía acabó desastrosamente. Tras la Paz de Basilea, que terminó con la guerra, se reanudó otra guerra peor para España, la de contra Inglaterra. Con este panorama, el reinado de Carlos IV no hizo sino empeorar la crisis, que en 1808 llegó a su punto culminante, ya que el rey cedió la corona (¡cedió la corona!) al Imperio de Napoleón. Esto desencadenó la Guerra de la Independencia y la revolución liberal en España.

1808. José I

Napoleón, tras hacerse con el poder de la corona española, nombró como rey de España a su hermano, José Bonaparte. Así pues, José I se hizo con el trono español, y reinó hasta 1813 (cinco años).

1814. Fernando VII

Con su llegada retornó el Absolutismo. Fue una etapa con numerosos pronunciamientos militares y crisis política. La actitud conspiradora del propio Felipe VII y la división del Partido Liberal dejaban a España en una situación crítica. Aun así, Fernando VII…

  • restableció la Inquisición.
  • suprimió la prensa.
  • suprimió la Constitución.
  • restableció los derechos feudales.
  • devolvió las propiedades desamortizadas a la Iglesia y a la Nobleza.

En cuanto a la cuestión sucesoria de Fernando VII, aparecieron dos bandos: los carlistas, que apoyaban a Carlos, hermano del rey, y los Isabelinos, que apoyaban a la hija de éste.

1844. Isabel II

Tras las Guerras Carlistas, en las que se peleaba por la sucesión al trono (Carlistas contra Isabelinos), fue finalmente Isabel II, hija de Fernando VII, la que heredó el trono de España. Con su llegada:

  • se pasa del Absolutismo al Estado Liberal.
  • se reforma el Estatuto Real de 1834.
  • nueva Constitución (1845)
  • gobierno progresista (de 1854 a 1856)
  • gobiernos liberales y moderados (1856 a 1868)
1871. Amadeo I

El rey más “fugaz” de la monarquía española. Su llegada como Amadeo de Saboya, hijo del rey de Italia, en 1871 se encontró con graves problemas y oposiciones. Así pues, dos años después, el 10 de febrero de 1873, se marchó. Al día siguiente, 11 de Febrero de 1873 se proclamó la I República Española.

1874. Alfonso XII

Después del periodo republicano (que tuvo problemas), volvió la monarquía, gracias al pronunciamiento del general Martínez Campos, en 1874. El rey que devolvió la monarquía a España fue Alfonso XII. Su reinado consistió principalmente en restaurar la monarquía y el país arreglando todas las luchas internas que los años del llamado Sexenio Revolucionario dejó tras de sí, ganándose el apodo de “el Pacificador”. También se aprobó la nueva Constitución de 1876 durante su reinado. Más tarde, en 1885, murió, y el rey que lo siguió fue Alfonso XIII.

1886. Alfonso XIII

Fue rey de España desde su nacimiento hasta la proclamación de la II República el 14 de abril de 1931. Asumió el poder a los 16 años de edad, en 1902. Durante su reinado, la España aturdida por el “Desastre del 98” experimentó un inmenso progreso económico, social y cultural.