Liberalismo en España

A Carlos IV no le interesaba mucho dirigir su propio país. En su lugar, Manuel Godoy hacía las veces de gobernante. En 1807 firmó con Napoleón el Tratado de Fontainebleau, por el que España daba permiso a Francia para atravesar su territorio. El objetivo de Napoleón era atacar Portugal, pero el Ejército francés aprovechó la ocasión para ocupar España y retener a la familia real. De manera muy tonta, España había perdido el control sobre su propio territorio. Napoleón colocó entonces a su hermano José Bonaparte en el trono del país, como José I. Entonces el pueblo se sublevó contra los invasores. Empezó así la Guerra de la Independencia española (1808-1814).

España se dividió entre afrancesados y fernandinos. Los afrancesados eran ilustrados que apoyaban a José I confiando en que el nuevo monarca hiciera reformas. Por su parte, los fernandinos se mantuvieron fieles a Fernando VII rechazando la invasión francesa. Varias ciudades del país, como Zaragoza, sufrieron duros ataques del Ejército francés. En Cádiz, única ciudad no ocupada en 1810 por el enemigo, la Junta Central -las Juntas eran los gobiernos locales que se habían formado contra José I- convocó las Cortes, para cambiar el sistema político absolutista.

Las Cortes abolieron los privilegios del clero y la nobleza y elaboraron la Constitución de 1812. Se estableció un régimen liberal inspirado en el francés de 1791, cuyas principales características eran las siguientes:

  • Reconocimiento de los derechos individuales, como la libertad de expresión, el derecho de propiedad, la igualdad ante la ley, etc.
  • Soberanía nacional, que abolía el derecho divino de los reyes y que hacía que el poder derivara de la nación española.
  • Sufragio universal para la elección de alcaldes y diputados.
  • Separación de poderes, que atribuía el poder ejecutivo al rey, el poder legislativo a las Cortes y el poder judicial a los tribunales. Con esto se acababa con el sistema absolutista.
  • Estado confesional, en el que la religión católica era la oficial del reino.

La Constitución de 1812 no se llegó a aplicar, porque en 1814 tras la derrota de los franceses regresó Fernando VII para volver a instaurar el absolutismo durante el Sexenio Absolutista (1814-1820). En 1820 el exitoso pronunciamiento militar de Rafael del Riego obligó a Fernando VII a jurar la Constitución de 1812 e inició el llamado Trienio Liberal (1820-1823). Aunque el primer gobierno liberal de España trató de hacer reformas, rápidamente el ejército europeo de los Cien Mil Hijos de San Luis invadió España para restaurar a Fernando VII en el trono. Durante la Década Ominosa (1823-1833) el rey persiguió a los liberales. En 1833 falleció dejando el trono a su pequeña hija Isabel, de tres años.

FasesLiberalismoEspaña

¿Quién debe ocupar el trono tras Fernando VII?

En España estaba vigente la Ley Sálica, que impedía reinar a las mujeres. Como Fernando VII no había tenido hijos varones, promulgó en 1830 la Pragmática Sanción, que derogaba la Ley Sálica. De este modo su hija Isabel podría reinar. Muchos absolutistas no lo aceptaron y apoyaron al hermano de Fernando VII, Carlos María Isidro. Estalló entonces la Primera Guerra Carlista (1833-1840), entre isabelinos (liberales que apoyaban a Isabel II y querían hacer reformas) y carlistas (absolutistas que apoyaban a Carlos María Isidro y querían mantener el Antiguo Régimen). Hubo hasta tres guerras carlistas durante el siglo XIX, pero los herederos de Carlos María Isidro nunca pudieron imponerse a los defensores de Isabel II.

Reinado de Isabel II

El reinado de Isabel II fue como una montaña rusa, el mejor ejemplo de inestabilidad política. Una sucesión de gobiernos, golpes de Estado, rebeliones, constituciones, pronunciamientos, guerras… Desde la regencia de María Cristina (1833-1840) hasta la Gloriosa Revolución (1868) hubo un montón de gobiernos. Puedes leer un resumen sobre el liberalismo aquí. Tras el reinado de Isabel II (1833-1868) se abrió una nueva etapa marcada por la inestabilidad, el Sexenio Democrático, en la que España tuvo un gobierno provisional, un rey extranjero y una república. Todo acabó con un nuevo golpe de Estado que dio paso a la Restauración, una etapa de estabilidad basada en la manipulación de las elecciones y el bipartidismo.

Posibles preguntas para el examen

Posible pregunta 1

¿Dónde se promulgó la Constitución de 1812? Cita cinco de sus principios.

Posible pregunta 2

¿En qué dos facciones se dividió la sociedad española con la llegada de José I? ¿Por qué?

Posible pregunta 3

¿Qué defendían los carlistas? ¿en qué años tuvo lugar la Primera Guerra Carlista?

Posible pregunta 4

¿Cuánto duró la Primera República española? Explica los problemas que tuvo.