Geografía de los apellidos

Los primeros registros sobre los apellidos en España se remontan al último tercio del siglo IX, cuando se formaban por derivación del nombre del padre o de un antecesor del portador en las clases nobles. Esta costumbre se fue extendiendo hacia todas las clases sociales décadas más tarde. Para la segunda mitad del siglo XII empiezan a utilizar términos con los que designar linajes concretos utilizando para ello su lugar de origen o de señorío; entre los siglos XIV y XVI se comenzó a utilizar el patronimico como una prolongación del nombre, independientemente de cuál sea el nombre del padre, y se basa en imponer a cada recién nacido el patronímico de la persona en cuyo honor se le ha puesto el nombre. Un apellido patronímico es un apellido originado del nombre de pila del padre o un patronímico ancestro.

El apellido más común en la actualidad es García, con 1.462.923 personas que lo llevan. Un apellido de origen patronímico y que es de los más antiguos en nuestro país. El segundo lugar entre los apellidos más comunes en España es para Rodríguez, que lo llevan en nuestro país 927.056 personas. Un apellido patronímico que tiene su origen en el antiguo reino de Castilla y cuyo significado es apellido de reyes. La primera referencia que se hizo de él fue en el siglo XI. El tercero de los apellidos más comunes en España es González con 925.695 personas que lo tienen en nuestro país. Un apellido también de origen patronímico y que se deriva del nombre propio Gonzalo. Se cree que procede de los visigodos, por lo que fue ya muy común durante la Edad Media. Los siguientes apellidos más comunes en España son Fernández (912.009 personas), López (869.944 personas), Martínez (832.525 personas), Sánchez (816.968 personas), Pérez (777.950 personas), Gómez (491.596 personas) y Martín (486.852 personas).

Fernández es un apellido patronímico muy antiguo que se deriva del nombre Fernando y tiene connotaciones visigodas. Precisamente, su significado es «hijo o descendiente de Fernando» y no solo es popular en España, sino que también se halla muy extendido en Hispanoamérica. El apellido López, por su parte, proviene del nombre de Lope y se cree que su origen es gallego, aunque rápidamente se extendió por toda la Península Ibérica y por América. También hay quien asegura que los orígenes de este apellido hay que buscarlos en otras zonas del norte como Asturias, Cantabria o León.

El apellido Martínez deriva del nombre Martín e incluso del dios romano de la guerra (Marte). Un apellido que en España tuvo sus orígenes muy probablemente en zonas de Galicia, Asturias, Cantabria y ambas Castillas. Desde la Edad Media, Martín es uno de los nombres más usuales en toda Europa. Sánchez es un apellido patronímico cuyo significado es hijo de Sancho. En la actualidad, está también muy extendido no solo en España, sino también en Hispanoamérica. Lo curioso en este caso es que no existe un linaje definido para el apellido, por lo que su verdadero origen es incierto.

Apellidos

.

DESCARGA ESTA FICHA

El apellido Pérez deriva del nombre Pedro y tiene su origen en nuestro país en los antiguos reinos del norte peninsular, en especial ambas Castillas, Navarra, Aragón, Galicia, Asturias y León. Desde aquí, y a través de la Reconquista, el apellido se fue extendiendo por todo el país hasta llegar incluso a América. Gómez es el apellido patronímico que corresponde al nombre Gome de origen germánico. Un apellido que procede más concretamente de la palabra gótica «guma», que significa «hombre». De esta misma palabra ya proceden otros nombres y apellidos, tales como Gumersindo o Gomila. Por último, el apellido Martín se deriva del nombre de pila homónimo y procede del latín Martinus, que hace alusión al dios de la guerra romano (Marte). Es por eso que el significado de este apellido es «hombre belicoso o guerrero». Hay estudios heráldicos, sin embargo, que sitúan su origen en suelo francés.

El instituto nacional de estadística también ofrece una lista con los apellidos menos comunes en España. Por ejemplo, en nuestro país solo hay cinco personas que se apellidan Catahumbert, siete personas que se apellidan Pachamé o 19 personas que se apellidan Jubitero. El INE recoge que en total hay en España unos 2.300 apellidos aproximadamente que solo lo llevan unas 20 personas. Son los casos de apellidos como Caley, Ikene, Gunea, Oae, Ranga, Sagairi o Zudor. Este tipo de apellidos tan poco frecuentes son, por lo general, muy especiales. Se cree que las personas que lo portan son familia, aunque tal vez algunos de ellos ni tan siquiera se conozcan.